Archivo mensual: noviembre 2011

Moto…

(Libertador cortada. Embotellamiento feroz en Juan B. Justo entre Cerviño y Santa Fe. Calor. El tachero ve pasar una moto con un flaco al mando y una minita con vestido corto de acompañante)

“Te tenés que comprar una moto… ves”

(Señala con el dedo al motociclista en cuestión y sigue su recorrido con el dedo)

-No me gustan…

“Porque nunca tuviste una. ¿Ves como va la minita? ¿Sabés por qué tiene vestido?”

-Ni idea

“Porque el vago va de acá…”

(Se tira hacia adelante en el asiento, lleva su mano detrás de la espalda, con la palma hacia el respaldo; mueve el dedo mayor a lo loco. Se da vuelta y me dice…)

“¿La entendiste o no?”

-Sí, claro…

“Es para eso, vas así, le vas metiendo el dedo y la mina te agarra fuerte de atrás… te apoya los globos en la espalda hasta que acaba papá…”

-Eso lo sabés porque lo hiciste, a mi no me jodas… jamás se me hubiera ocurrido. Yo se cuáles son las ventajas de tener un auto automático, pero lo de la moto no se me hubiera pasado por la cabeza…

“Obvio, tuve moto 20 años y eso era lo que más me gustaba”.

Termo…

( Me subí al taxi para ir al laburo. Sobre la avenida había un embotellamiento. Miré el celular en reiteradas ocasiones ante el aburrimiento del arrancar-frenar que generaba el tránsito. El tachero venía disfrutando un CD, un compilado de música que me resultaba bastante fea. Tras un silencio reconocí que empezaba a sonar “No hay nada más difícil que vivir sin tí”, tema que escuché por primera vez en la peli “Y tu mamá también”)

“Sabés que una vez… me hizo acordar este tema… se subió una mina, linda, alta… minifalda, dos gamboa que me llamaron la atención. Era de noche… y pensé ‘mirá esta bestia'”.

-Aha, linda entonces…

“Sí, pero ojo, porque era de noche… y yo ahora, que es de día, a vos te juno bien por el espejo. Veintitantos, jóven, labura… bien, te saco la ficha, mentendés. Pero de noche es medio fantasma la cosa… a veces depende de la luz de afuera, casi no ves al que llevás, mentendés“.

-Claro… te entiendo. (Hasta ahí venía tranqui)

“Entonces se sube esta mina y al rato me dice: ‘Me puedo cambiar’? Y yo le dije… ‘Sí, dale tranqui’, y la flaca se empezó a sacar la pollerita mentendés, entonces yo me hice el boludo miraba para afuera… y en una de esas no aguanté y miré… Podés creer que había pelado la poronga flaco, era un terrible travieso…”

-No me digas…

“Pero lo terrible… era el termo que tenía mentendés… era así” (Puso sus dos manos sobre el tablero a una distancia de 3o y pico de centímetros) No te jodo viejo… era así (reitera el gesto y agrega) Y de ancho papá, no te miento, te lo juro por mi viejita que es lo que más quiero, era así (unió índice y pulgar para hacer un círculo y subió y bajó la mano por la palanca de cambios)

-¿Ah, y te tiró onda o algo?

“No papá, cuando vi tremendo termo no aguanté y le dije: ‘Jodeme mi amor que tenés esa matraca y te vestís de mina”.

(Ahora, me pregunto… ¿por qué el tema le recordará al travesti?)

Oh, Yyyea!

(Tuve miedo, fascinación y sorpresa. Jamás había viajado con un taxista tan loco. Me dijo que era poeta y fue lo último coherente que le oí decir. Le dije a todo que sí, que tenía razón; es la primera vez que no me animo a contradecir a un taxista.

Salí a la 1am de trabajar en la zona de Palermo. Paré un taxi sobre Córdoba. Sonaba bajito Hey You, de Pink Floyd y le pedí que subiera el volumen…

Nota: presten atención a los silencios, en ese momento el tipo me clavaba la vista a través del espejo con una mirada desorbitada: miedo.)

Link al audio

“Soy Poeta…”

-Aha…

“Voy a tener 200mil lectores, me los he ganado acá arriba”

– ¿Y Cómo hace? ¿Publica? ¿Qué hace?

“Mira, yo soy OH YEA” (así lo tenía escrito en unos papeles que me mostró durante todo el viaje donde había también impreso un escudo de AFA y un personaje de historieta, Afanancio. Siempre lo pronunció fonéticamente como “ollea”… y no como el “Ou iea” al que estaríamos acostumbrados)

“OH YEA, mujer OH YEA, OH YEA tu cuerpo OH YEA, OH YEA esta perra OH YEA”

(Silencio)

“¿Qué ves acá? ¿En qué trabajás vos?”

– Soy periodista

“Mirá, yo te dije que lo voy a publicar en diciembre, 23:45, 31 de diciembre”

(Silencio)

“Hace ocho años mi hija me dijo que me robaron la idea, pero le dije que no importaba, porque el poeta siempre crea, OH YEA!”

(Silencio)

“Ta claro?”

-Sí, sí sí… (me miraba por el espejo)

“Del telo venimos del polvo nos vamos… OH YEA. Son juegos de palabras: el propósito del propósito es hacerlo a propósito, OH YEA”

-¿Y tiene pensada alguna estrategia?

“No, yo voy a mandar un mensaje a la sociedad…”

(Silencio)

“Porque el ladrón sale a robar y termina entre rejas, el rico pone rejas y los dos pierden su libertad, primer parte Argentina. ¿Quién tiene más ventaja? El ladrón, porque el hijo del ladrón nace libre, el hijo del rico ya nace entre rejas. OH YEA”.

-Claro… (?????????????)

“Porque yo navegué el rio Amazonas, navegué el Matto Grosso, fui cartonero en España, estuve fumando hachis en Montjuic y me vi un recital de Pink Floyd”

– (Silencio)

“El dinero del rico, la vida que yo hice no la puede hacer… En la palabra tu me puedes hablar de blanco o negro, el blanco destiñe, la palabra no destiñe, la palabra es un museo en la boca de un hombre o una mujer. La historia lo dice. La palabra no tiene vencimiento sabés por qué? porque no es un producto… Porque el futuro del hombre está en el horizonte y se llama libertad OH YEA!!!! Capo papá… capo”

– Grosso (seguro me quedé pensando en el Matto Grosso…)

“Yo fui ladrón de pibe… el cheto, o el que hace de cheto se compra una 4 x 4 y cuando le meten un caño se hace la víctima, pero si necesita un repuesto lo compra en Warnes”

-Sí, es hipócrita, te banco en esa… te recontra banco… (????)

“Música: cuando la madre de mis hijos me dejó me tenía asco y odio y el día que me dejó yo sabía que se iba arrodillar… e hice esta que dice así: “Ey tu mujer, navegué tus entrañas, no sabías tu quien es, navegué en tus entrañas escultura de mujer , estuviste con un cuerpo y no sabías quien es, estuviste con la escultura el tiempo dice quién es OH YEA”.

– (Silencio)

“Y nace ésta: Chin chin aaa a aaam, chin chin chin chin aa aaaa aaam, te busqué en el pasado, no sabías tu quien es. Te busco en el presente, chin chin, chin chin, no sabía tu quien es, Te busqué en el futuro, no sabía tu quien es, chin chin, chin chin, Te buscaré en el futuro, chin chin, chin chin, escultura de mujer, aaaa aaa aaaam”

(siguió solo)

“Claro porque vos…”

-Por qué no publicás… si vos creés en lo tuyo, llega (????????)

“Me dijeron que voy a tener problemas…”

-Por el escudo? (pensé que por usar el logo de AFA le habían dicho que tendría problemas)

“No, porque voy a mandar un mensaje”…

– ¿20 está bien jefe?

“Si…”

(Después me contó una anécdota… pero ya nada podía superar su monólogo)