Archivo mensual: septiembre 2011

Joda…

( 8 am del domingo. Volvíamos con @QuiqueTomio de un breve desayuno.  Paramos un taxi y subimos charlando. Entre nosotros comentamos que habíamos hablado con unas minas pero sin ningun tipo de intención de levantarlas, y que las señoritas en cuestión no debían entender por qué ninguno las tiroteaba. Lógico, el tachero se metió a contar un par de historias.)

“El otro día levanto una mina y un tipo en Entre Rios y Rivadavía, piola el guacho, yo no me di cuenta pero el tipo venía tomando un vasito con algo y entre lo que se había fumado y eso… pero el chabón bien bien… no era un negro cabeza (sic), un chabón joven, de unos 40 pirulos, y venía con una mina morochita muy rica, muy mona, de minifalda con unas medias marrones, venían viste de tomar algo.

Cuando voy llegando que los dejo en Guardia Nacional (sic) y Bulnes el flaco me dice “y te vas a cortar?” y yo no enganché la conversación y me quedé tildado… y entonces después hablando con amigos me dijeron ‘boludo te entregó la mina’.

-“Claro”, le decía @Quiquetomio que tenía un poco más de sueño que el perezoso de “La era de hielo”

“Yo me quedé, no lo entendí”.

-Pero nunca arrancaste con una nami de acá atrás (le metí sociolecto tachero para entrar en confianza)

“Antes cuando era más guacho sí, ahora no, ya no le doy más pero por mi hijo, salgo a labura a hacer la mía… soy un tipo que trato de no ponerme de joda porque el coche no es mio y segundo porque la guita la necesito, y si acá pinta algo te tenés que gastar una gamba; me duele. Si acá te querés poner a joder te vas a poder poner a joder con putas, putos, trolos, falopa, con lo que vos quieras”.

(@Quiquetomio se bajó y yo seguí camino. Pero antes el tachero lo saludó)

“Che pa mucha suerte y yejá de sanatear tanto papi, cogelas más”

(Después de un par de comentarios, volvió la magia del tachero)

“Este es un gremio de gente muy lacra, fuera de joda digo eh. Muchos son sanateros, muchos perdieron la familia por estar aca arriba, hay tipos que le gusta el escavio, el faso”

– La gilada, la merca también  (???)

“Acá tenés muchos que laburan de noche porque laburan con la guita trucha, los prostíbulos y con la falopa. ¿Cuántos hay que van a buscar falopa y llevan y traen con el taxi? Me entendés… los que laburan de noche en un 85% se dedican a eso… billetes de 20 mangos truchos que la gente que no ve un carajo se la cambian acá arriba. Yo laburo con la gente normal como yo. De día se suben las minas mal cogidas, pendejas que le gustan pendejas… está lleno, pendejas que le gustan pendejas, las que quieras. Encontrás minas de 40 años que están mejor que las pendejas, que ya ni garchan con el marido y bucan quien las pueda coger”

(Después de un par de comentarios, le pago y me saluda)

“Amigo, qué tengas una excelente semana loco”

-Gracias viejo, igualmente

“Que no sea buena, que sea excelente ¿Me escuchaste?”

-Gracias

“Y dejen de ser psicólogos boludo y garchen más”.

(Los tacheros y la obsesión de ponerla)

Nota: WordPress no me deja subir audios, así que la conversación que la tengo grabada, no la puedo subir. Después les dejo un link para que la bajen.

Tío

(2 de la mañana).

-¿Me lleva al Mac? –
“Sí”.
(me bajo)
-Espéreme, eh.
“Sí, acá”.
(voy y vuelvo)
–Está cerrado. ¿Nos metemos con el taxi?
“¿Adónde?”
–Acá. (arranca sin saber) Derecho, eso, eso, doble a la izquierda, frene. ¡Frene!
(una voz nos dice ‘le tomaré el pedido pronto’. No vemos a nadie)
“Pero acá no hay nadie, nena”.
–Pero espere y créame. (no pasa nada) Bueno, a ver, metale un toque adelante. (avanza un metro. Aparece una piba vestida de MacPiba) ¡Vuelva! ¡Vuelva! (marcha atrás).
“Hola” (la MacPiba nos mira raro) “¿Qué llevás?”
–Una MacNifica y un DobleCuartodeLibra. Usted, señor, ¿quiere algo? (le digo yo, no la MacPiba) –
“Me acabo de comer un choripán en la estación de servicio”.
–¡¡¡Pero cómo no me dijo antes!!! ¿En cuál?
“Queda lejos, nena”. (la MacPiba nos apura. Nos apura a las 2 de la mañana)
“Bueno, ¿no quiere nada, entonces?” (mira el afiche con combos)
“Y… esa con lechuga y tomate”.
-Listo, meté una MacFiesta. ¿Cuánto es? Amigo, yo se la invito (no sé por qué lo hice, pero por suerte:)
“¡La MacFiesta va gratis!”  (dice la MacPiba. Festejamos los 3).
–Ahora doble a la izquierda, así, así. Siga. Frene.
“Pero no te dieron la comida, nena”.
-Ahora va. La que tiene lija soy yo. ¡Ayúdeme y avance! (avanza mientras razona por qué demoramos tanto. Tiene cantito de entrerriano)
“¿Es acá, nena? Si no te lo dan, me bajo y te lo busco yo”.
(–Tome su pedido, me dice un MacPibe.)
–Qué genial. ¿No quiere ser mi tío o algo?
“Por esta noche. De acá al destino final te llevo gratis”
(apagó el reloj).
Enviado por Lucila Rolón @lupittar