Quince…

(Hace como dos años que no escribo acá. Tengo auto, pero sigo tomando taxis. Dejé de escribir, porque sí. Vuelvo, porque la historia me gustó. El taxista iba escuchando al Pollo Vignolo en Del Plata; hablaban de Banfield, Almeyda e Independiente, eso recuerdo. Yo apenas prestaba atención, iba concentrado en cosas de laburo)

“¿ Te Molesta?”

- La Radio? No, no, para nada.

“Entonces te gusta el fútbol”

-Sí, estoy un poco ansioso por el mundial eh…

“Esos son millonarios que juegan “football” (intentó imitar un acento inglés, medio indescifrable). El fútbol es el campito, cuando sos pibe, con los amigos, con los del barrio; los desafíos con otros barrios. Yo me mataba, volvía a mi casa agotado”.

- Bueno, pero si te gusta el fútbol, disfrutás a Messi, a Agüero, a Pirlo al que sea…

“Sí, sí… exagero. Pasa que yo me rompí; yo jugaba. Jugué en la primera de un equipo de Santiago del Estero… jugué 15 minutos y me rompí la rodilla. 15 minutos en primera. Me rompieron en mi debut”.

(Es un buen título para una película: “15 minutos en primera”, pensé)

¿Cómo te jodiste?

“Para mí era mi vida. Estaba cumpliendo mi sueño viste… se me terminó antes de empezar, y bueh…”

(Se emocionó. Hizo silencio unos segundos y no dije nada)

“Jugaba de ocho, ligerito. La mía era tirársela larga al 3, correr y tirar el centro; quería hacer eso toda mi vida… Pero a los 15 minutos de partido el 5 de los otros se me tiró apenas yo agarré la pelota, estaba medio mal parado y no me metió  una plancha eh… se me tiró con todo el peso del cuerpo encima y la rodilla se me dobló toda para el otro lado…”

- Uff, ¿Te rompiste el cruzado?

“Cruzado, lateral y menisco. ¿¡Sabés como se juega en esas ligas!?”

-¿Y no te operaste?

“Uff, ojalá… lloré meses. No tenía obra social, el club no me pagó la operación, no podía. Yo tampoco me la podía pagar. Algunos amigos querían poner plata, pero tampoco… Y ahora me tenés acá en un taxi; cada vez que tengo que pisar el “embriague” me duele un poco y me acuerdo de aquel día. Parece un castigo y yo lo único que quería en la vida era jugar a la pelota”.

Moto…

(Libertador cortada. Embotellamiento feroz en Juan B. Justo entre Cerviño y Santa Fe. Calor. El tachero ve pasar una moto con un flaco al mando y una minita con vestido corto de acompañante)

“Te tenés que comprar una moto… ves”

(Señala con el dedo al motociclista en cuestión y sigue su recorrido con el dedo)

-No me gustan…

“Porque nunca tuviste una. ¿Ves como va la minita? ¿Sabés por qué tiene vestido?”

-Ni idea

“Porque el vago va de acá…”

(Se tira hacia adelante en el asiento, lleva su mano detrás de la espalda, con la palma hacia el respaldo; mueve el dedo mayor a lo loco. Se da vuelta y me dice…)

“¿La entendiste o no?”

-Sí, claro…

“Es para eso, vas así, le vas metiendo el dedo y la mina te agarra fuerte de atrás… te apoya los globos en la espalda hasta que acaba papá…”

-Eso lo sabés porque lo hiciste, a mi no me jodas… jamás se me hubiera ocurrido. Yo se cuáles son las ventajas de tener un auto automático, pero lo de la moto no se me hubiera pasado por la cabeza…

“Obvio, tuve moto 20 años y eso era lo que más me gustaba”.

Termo…

( Me subí al taxi para ir al laburo. Sobre la avenida había un embotellamiento. Miré el celular en reiteradas ocasiones ante el aburrimiento del arrancar-frenar que generaba el tránsito. El tachero venía disfrutando un CD, un compilado de música que me resultaba bastante fea. Tras un silencio reconocí que empezaba a sonar “No hay nada más difícil que vivir sin tí”, tema que escuché por primera vez en la peli “Y tu mamá también”)

“Sabés que una vez… me hizo acordar este tema… se subió una mina, linda, alta… minifalda, dos gamboa que me llamaron la atención. Era de noche… y pensé ‘mirá esta bestia’”.

-Aha, linda entonces…

“Sí, pero ojo, porque era de noche… y yo ahora, que es de día, a vos te juno bien por el espejo. Veintitantos, jóven, labura… bien, te saco la ficha, mentendés. Pero de noche es medio fantasma la cosa… a veces depende de la luz de afuera, casi no ves al que llevás, mentendés“.

-Claro… te entiendo. (Hasta ahí venía tranqui)

“Entonces se sube esta mina y al rato me dice: ‘Me puedo cambiar’? Y yo le dije… ‘Sí, dale tranqui’, y la flaca se empezó a sacar la pollerita mentendés, entonces yo me hice el boludo miraba para afuera… y en una de esas no aguanté y miré… Podés creer que había pelado la poronga flaco, era un terrible travieso…”

-No me digas…

“Pero lo terrible… era el termo que tenía mentendés… era así” (Puso sus dos manos sobre el tablero a una distancia de 3o y pico de centímetros) No te jodo viejo… era así (reitera el gesto y agrega) Y de ancho papá, no te miento, te lo juro por mi viejita que es lo que más quiero, era así (unió índice y pulgar para hacer un círculo y subió y bajó la mano por la palanca de cambios)

-¿Ah, y te tiró onda o algo?

“No papá, cuando vi tremendo termo no aguanté y le dije: ‘Jodeme mi amor que tenés esa matraca y te vestís de mina”.

(Ahora, me pregunto… ¿por qué el tema le recordará al travesti?)

Oh, Yyyea!

(Tuve miedo, fascinación y sorpresa. Jamás había viajado con un taxista tan loco. Me dijo que era poeta y fue lo último coherente que le oí decir. Le dije a todo que sí, que tenía razón; es la primera vez que no me animo a contradecir a un taxista.

Salí a la 1am de trabajar en la zona de Palermo. Paré un taxi sobre Córdoba. Sonaba bajito Hey You, de Pink Floyd y le pedí que subiera el volumen…

Nota: presten atención a los silencios, en ese momento el tipo me clavaba la vista a través del espejo con una mirada desorbitada: miedo.)

Link al audio

“Soy Poeta…”

-Aha…

“Voy a tener 200mil lectores, me los he ganado acá arriba”

- ¿Y Cómo hace? ¿Publica? ¿Qué hace?

“Mira, yo soy OH YEA” (así lo tenía escrito en unos papeles que me mostró durante todo el viaje donde había también impreso un escudo de AFA y un personaje de historieta, Afanancio. Siempre lo pronunció fonéticamente como “ollea”… y no como el “Ou iea” al que estaríamos acostumbrados)

“OH YEA, mujer OH YEA, OH YEA tu cuerpo OH YEA, OH YEA esta perra OH YEA”

(Silencio)

“¿Qué ves acá? ¿En qué trabajás vos?”

- Soy periodista

“Mirá, yo te dije que lo voy a publicar en diciembre, 23:45, 31 de diciembre”

(Silencio)

“Hace ocho años mi hija me dijo que me robaron la idea, pero le dije que no importaba, porque el poeta siempre crea, OH YEA!”

(Silencio)

“Ta claro?”

-Sí, sí sí… (me miraba por el espejo)

“Del telo venimos del polvo nos vamos… OH YEA. Son juegos de palabras: el propósito del propósito es hacerlo a propósito, OH YEA”

-¿Y tiene pensada alguna estrategia?

“No, yo voy a mandar un mensaje a la sociedad…”

(Silencio)

“Porque el ladrón sale a robar y termina entre rejas, el rico pone rejas y los dos pierden su libertad, primer parte Argentina. ¿Quién tiene más ventaja? El ladrón, porque el hijo del ladrón nace libre, el hijo del rico ya nace entre rejas. OH YEA”.

-Claro… (?????????????)

“Porque yo navegué el rio Amazonas, navegué el Matto Grosso, fui cartonero en España, estuve fumando hachis en Montjuic y me vi un recital de Pink Floyd”

- (Silencio)

“El dinero del rico, la vida que yo hice no la puede hacer… En la palabra tu me puedes hablar de blanco o negro, el blanco destiñe, la palabra no destiñe, la palabra es un museo en la boca de un hombre o una mujer. La historia lo dice. La palabra no tiene vencimiento sabés por qué? porque no es un producto… Porque el futuro del hombre está en el horizonte y se llama libertad OH YEA!!!! Capo papá… capo”

- Grosso (seguro me quedé pensando en el Matto Grosso…)

“Yo fui ladrón de pibe… el cheto, o el que hace de cheto se compra una 4 x 4 y cuando le meten un caño se hace la víctima, pero si necesita un repuesto lo compra en Warnes”

-Sí, es hipócrita, te banco en esa… te recontra banco… (????)

“Música: cuando la madre de mis hijos me dejó me tenía asco y odio y el día que me dejó yo sabía que se iba arrodillar… e hice esta que dice así: “Ey tu mujer, navegué tus entrañas, no sabías tu quien es, navegué en tus entrañas escultura de mujer , estuviste con un cuerpo y no sabías quien es, estuviste con la escultura el tiempo dice quién es OH YEA”.

- (Silencio)

“Y nace ésta: Chin chin aaa a aaam, chin chin chin chin aa aaaa aaam, te busqué en el pasado, no sabías tu quien es. Te busco en el presente, chin chin, chin chin, no sabía tu quien es, Te busqué en el futuro, no sabía tu quien es, chin chin, chin chin, Te buscaré en el futuro, chin chin, chin chin, escultura de mujer, aaaa aaa aaaam”

(siguió solo)

“Claro porque vos…”

-Por qué no publicás… si vos creés en lo tuyo, llega (????????)

“Me dijeron que voy a tener problemas…”

-Por el escudo? (pensé que por usar el logo de AFA le habían dicho que tendría problemas)

“No, porque voy a mandar un mensaje”…

- ¿20 está bien jefe?

“Si…”

(Después me contó una anécdota… pero ya nada podía superar su monólogo)

Joda…

( 8 am del domingo. Volvíamos con @QuiqueTomio de un breve desayuno.  Paramos un taxi y subimos charlando. Entre nosotros comentamos que habíamos hablado con unas minas pero sin ningun tipo de intención de levantarlas, y que las señoritas en cuestión no debían entender por qué ninguno las tiroteaba. Lógico, el tachero se metió a contar un par de historias.)

“El otro día levanto una mina y un tipo en Entre Rios y Rivadavía, piola el guacho, yo no me di cuenta pero el tipo venía tomando un vasito con algo y entre lo que se había fumado y eso… pero el chabón bien bien… no era un negro cabeza (sic), un chabón joven, de unos 40 pirulos, y venía con una mina morochita muy rica, muy mona, de minifalda con unas medias marrones, venían viste de tomar algo.

Cuando voy llegando que los dejo en Guardia Nacional (sic) y Bulnes el flaco me dice “y te vas a cortar?” y yo no enganché la conversación y me quedé tildado… y entonces después hablando con amigos me dijeron ‘boludo te entregó la mina’.

-”Claro”, le decía @Quiquetomio que tenía un poco más de sueño que el perezoso de “La era de hielo”

“Yo me quedé, no lo entendí”.

-Pero nunca arrancaste con una nami de acá atrás (le metí sociolecto tachero para entrar en confianza)

“Antes cuando era más guacho sí, ahora no, ya no le doy más pero por mi hijo, salgo a labura a hacer la mía… soy un tipo que trato de no ponerme de joda porque el coche no es mio y segundo porque la guita la necesito, y si acá pinta algo te tenés que gastar una gamba; me duele. Si acá te querés poner a joder te vas a poder poner a joder con putas, putos, trolos, falopa, con lo que vos quieras”.

(@Quiquetomio se bajó y yo seguí camino. Pero antes el tachero lo saludó)

“Che pa mucha suerte y yejá de sanatear tanto papi, cogelas más”

(Después de un par de comentarios, volvió la magia del tachero)

“Este es un gremio de gente muy lacra, fuera de joda digo eh. Muchos son sanateros, muchos perdieron la familia por estar aca arriba, hay tipos que le gusta el escavio, el faso”

- La gilada, la merca también  (???)

“Acá tenés muchos que laburan de noche porque laburan con la guita trucha, los prostíbulos y con la falopa. ¿Cuántos hay que van a buscar falopa y llevan y traen con el taxi? Me entendés… los que laburan de noche en un 85% se dedican a eso… billetes de 20 mangos truchos que la gente que no ve un carajo se la cambian acá arriba. Yo laburo con la gente normal como yo. De día se suben las minas mal cogidas, pendejas que le gustan pendejas… está lleno, pendejas que le gustan pendejas, las que quieras. Encontrás minas de 40 años que están mejor que las pendejas, que ya ni garchan con el marido y bucan quien las pueda coger”

(Después de un par de comentarios, le pago y me saluda)

“Amigo, qué tengas una excelente semana loco”

-Gracias viejo, igualmente

“Que no sea buena, que sea excelente ¿Me escuchaste?”

-Gracias

“Y dejen de ser psicólogos boludo y garchen más”.

(Los tacheros y la obsesión de ponerla)

Nota: WordPress no me deja subir audios, así que la conversación que la tengo grabada, no la puedo subir. Después les dejo un link para que la bajen.

Tío

(2 de la mañana).

-¿Me lleva al Mac? –
“Sí”.
(me bajo)
-Espéreme, eh.
“Sí, acá”.
(voy y vuelvo)
–Está cerrado. ¿Nos metemos con el taxi?
“¿Adónde?”
–Acá. (arranca sin saber) Derecho, eso, eso, doble a la izquierda, frene. ¡Frene!
(una voz nos dice ‘le tomaré el pedido pronto’. No vemos a nadie)
“Pero acá no hay nadie, nena”.
–Pero espere y créame. (no pasa nada) Bueno, a ver, metale un toque adelante. (avanza un metro. Aparece una piba vestida de MacPiba) ¡Vuelva! ¡Vuelva! (marcha atrás).
“Hola” (la MacPiba nos mira raro) “¿Qué llevás?”
–Una MacNifica y un DobleCuartodeLibra. Usted, señor, ¿quiere algo? (le digo yo, no la MacPiba) –
“Me acabo de comer un choripán en la estación de servicio”.
–¡¡¡Pero cómo no me dijo antes!!! ¿En cuál?
“Queda lejos, nena”. (la MacPiba nos apura. Nos apura a las 2 de la mañana)
“Bueno, ¿no quiere nada, entonces?” (mira el afiche con combos)
“Y… esa con lechuga y tomate”.
-Listo, meté una MacFiesta. ¿Cuánto es? Amigo, yo se la invito (no sé por qué lo hice, pero por suerte:)
“¡La MacFiesta va gratis!”  (dice la MacPiba. Festejamos los 3).
–Ahora doble a la izquierda, así, así. Siga. Frene.
“Pero no te dieron la comida, nena”.
-Ahora va. La que tiene lija soy yo. ¡Ayúdeme y avance! (avanza mientras razona por qué demoramos tanto. Tiene cantito de entrerriano)
“¿Es acá, nena? Si no te lo dan, me bajo y te lo busco yo”.
(–Tome su pedido, me dice un MacPibe.)
–Qué genial. ¿No quiere ser mi tío o algo?
“Por esta noche. De acá al destino final te llevo gratis”
(apagó el reloj).
Enviado por Lucila Rolón @lupittar

Puto…

Ricky Martin firmaba autógrafos en Cabildo y Sucre. El tránsito era un caos en Belgrano. Íbamos en silencio hasta que el taxista habló…

“Ahora para que las minas te den bola, hay que hacerse puto”

-¿Cómo?

“Claro, este Ricky Martin dijo que se la comía y mirá… lleno de minas”

-Sí bueno… pero no creo que sea por eso…

“Sí, como que no… preguntale a cualquier mina, vas a ver… todas tienen la fantasía de estar con otra hembra, y si no, te dicen que quieren un trío con otra mina”

-La verdad no estoy al tanto… puedo preguntar (???)

“Sí, de verdad te digo… Yo una época laburé haciendo mensajería para una empresa que manejaba una mina, y terminé garchándola… no sabés. Me llevaba a los mejores restaurants, íbamos a lugares swinger… le gustaban las minas, la fiesta, todo… por eso te lo digo. Son todas iguales, les gustan las minas, así que si podés, hacete puto, o mentiles y deciles que sos puto…”

- No dejá, te agradezco… te lo dejo a vos.